No te limites “sólo” a establecer metas y objetivos

Ahora que empezamos un nuevo año, muchos comenzaran a plantearse, nuevos propósitos o no tan nuevos en muchos casos, propósitos que se repiten un año y otro año

Además cuando hablamos de negocios y en este caso de nuestras clínicas, probablemente alguno de vosotros estáis reflexionando sobre lo traicionero, lo malo que ha sido este año y como el covid nos sigue afectando y del resto de los problemas a los que os habéis enfrentado y que habéis tenido que superar.

Pero por muy mal que haya ido el año, seguro que estás convencido de que el próximo año será diferente…

Para eso comenzaremos como decíamos con poner muy buena intención, buenos propósitos y pensar en los objetivos que queremos conseguir para este 2023

El ciclo nunca muere.

No me gusta ser un aguafiestas y menos tan al principio de año y todavía con el sabor del primer roscón de reyes, pero como realmente quiero lo mejor para ti, y para tu negocio, vengo a decirte que no lo conseguirás

A principios del 2022, probablemente definiste una fabulosas metas que desea alcanzar en tu negocio, para el año, ¿verdad? Atraer a más pacientes, definir una propuesta de valor, servicios personalizados, avanzar con la digitalización de la clínica, aumentar mis ingresos, liquidar deudas, controlar los altos costes, etc.

¿Lo lograste?

Si lo hiciste, esto no va contigo haga clic en el botón “X” en la esquina superior derecha de su pantalla y recibe mis felicitaciones

Pero si como la mayoría no conseguiste alcanzar tus objetivos, quiero ayudarte a romper con el hábito de establecer metas elevadas que nunca se realizan.

El problema con el establecimiento de metas

A todos nos han vendido una mentira, que lo importante son las metas, tener claro lo que quieres conseguir, visionar tus objetivos. Pero al final el establecimiento de metas no es cómo logras las cosas que quieres, es cierto que se requiere una meta para seguir hacia esa dirección

El error es pero pensar y visionar la meta como si fuera la forma en que lograras, cuando realmente solo es una dirección, un dato, un numero, 1 o 0 que diría un programador

Existe mucha literatura al respecto, tanto a nivel de libros de autoayuda, “libere su potencial”, tome las riendas de su vida, cree su propio futuro, etc Igualmente podemos encontrar este tipo de ideas relacionados con las empresas

Este tipo de pensamientos se llaman una “fantasía positiva ”

Las fantasías positivas te permiten disfrutar mentalmente del futuro deseado…

Puedes saborear las sensaciones de cómo sería lograr tu objetivo en el presente; pero esto agota tu energía para perseguir el futuro deseado.

Tampoco estás alerta a los obstáculos que inevitablemente te enfrentarás, lo que te dejará estancado en el proceso.

Los psicólogos han descubierto que la principal forma en que tu cerebro puede disuadir involuntariamente de alcanzar tus objetivos es mediante la fantasía y la idealización de la meta

La trampa de los resultados

Los objetivos se miden “solo”en la consecución de los resultados, esto no tiene en cuenta el desarrollo necesario que tenemos que hacer para conseguir el resultado.

Cuando una persona tiene sobrepeso, se puede hacer una liposucción…

Pero si después de hacerse la liposucción, sigue comiendo comida basura todo el tiempo, y manteniendo unos malos hábitos de vida, volverá al punto de partida.

El 70 % de los ganadores de la lotería se arruinan y un tercio se declara en bancarrota en un plazo de tres a cinco años

El síntoma es evidente (están arruinados), pero la causa (los malos hábitos de gasto) no se tocan, ni se analizan

Es fácil pensar que los resultados son el problema cuando las cosas van mal, eres consciente de ellas. Cuando estás arruinado, te sientes arruinado.

Pero es fácil pasar por alto la causa de los resultados recurrentes porque generalmente ocurren en un nivel del subconsciente.

Seguramente ¿Alguna vez has pensado, “cuando logré X, seré feliz? ”

Ese es uno de los grandes errores en este tema de los objetivos y de la planificación de metas. Es un error adoptar la mentalidad de la meta primero y dejar para el futuro la satisfacción y la felicidad, mientras tu yo presente lucha con la miseria del momento actual.

La razón por la que ocurre es simple: la orientación a la meta crea conflictos internos con lo que tienes en en ese momento (lo que está pasando en el presente) y lo que te gustaría (fantasía positiva) que fuera

Por todo esto te hace falta un Sistema

Los sistemas son la fuerza que te dará impulso y orden para conseguir los objetivos que te propongas.

Los sistemas nos permiten reconocer el avance del proceso que nos lleva hasta los objetivos y las metas que nos hemos fijado, los sistemas nos dan la oportunidad de tener un aprendizaje en el corto recorrido y los sistemas nos acercan la felicidad de estar haciendo lo que queremos.

Las metas sin sistemas crean caos en tu negocio, en tu equipo, en tu vida, etc …

Trabajamos con equipos en definir sus sistemas de trabajo

Desarrollamos sistemas personalizados para cada equipo, los sistemas se basan en la habilidad, experiencia y momento del equipo, tener claro este punto de partida de cada equipo, nos permite tener una visión de todo el proceso “Todavía no estoy donde quiero estar, pero si hago X, estaré un paso más cerca. ”

La idea del aprendizaje es fundamental en este tipo de sistemas, incluso si no logras el objetivo, se ha desarrollado una habilidad que permanecerá con la persona para siempre y le permitirá afrontar mejor el próximo “viaje”. Los esfuerzos no son en vano.

A diferencia de las metas y los objetivos, los sistemas enfatizan el proceso…

Los sistemas tratan la causa de un problema y los síntomas (resultados) cambian como una consecuencia de llevar a cabo el proceso de cambio.

Por ejemplo, desarrollar una estrategia de “escucha activa del paciente” puede resultar que nos haga tener una mayor recurrencia con nuestros pacientes, mayor nivel de lealtad y de recomendación y por consiguiente que aumenten los ingresos de la Clínica.

Lo más importante de nuestro trabajo es que lo hacemos con personas, nuestros sistemas reconocen la zona gris entre dónde están los equipos con los que trabajamos y dónde quieren ir, esto no es solo blanco y negro.

No hay que esperar a conseguir la gran meta, para sentirse satisfecho y feliz, hacemos que los equipos se sientan satisfechos del camino, del recorrido, del proceso, enamorándose de la sensación de avanzar hacia donde quieren estar.

Si has leído hasta aquí, probablemente estés pensando que ha llegado el momento de dejar de ir como pollo sin cabeza, y que este año quieres dar el paso definitivo, para organizar tu clínica, cumplir tus objetivos, aumentar tu negocio y lo más importante comenzar a tener más tiempo para ti.

Si interesado podemos tener una sesión informativa, donde explicarte como crear tu propio Sistema 

Gracias por leer el artículo!!

Si estas interesado en ampliar la información, contacta con nosotros a través del formulario

14 + 13 =

Artículos relacionados

La importancia de mantener la lealtad de nuestros pacientes

La importancia de mantener la lealtad de nuestros pacientes

La importancia de mantener la lealtad de nuestros pacientes La primera regla de cualquier negocio es retener a los clientes y construir una relación leal con ellos, y así evitar los costos de adquisición de clientes.  Nos encontramos que muchas empresa dedican una...